Gracias a la fiebre de consumo, China es la nueva reina de las cibercompras

En 2012 los chinos gastaron 121.000 millones de dólares en transacciones online, 66% más que en 2011; el crecimiento supera ampliamente al de las adquisiciones en EE.UU.

PEKÍN.- Son las 11 de la noche del 10 de noviembre. Un grupo de chicas de entre 22 y 25 años se juntó en el dormitorio de la universidad y cada una sostiene una tablet o un teléfono. Están esperando que sea medianoche de una fecha muy especial: el 11-11, o "el día del soltero" en China, que en términos prácticos significa una avalancha de ofertas y promociones de todo tipo en Internet.

Tan pronto inicia el nuevo día, Taobao, el portal líder de ventas C2C -consumidor a consumidor- y Tmall, líder B2C- negocios a consumidor- de China, cambian sus formatos de presentación y comienzan ofertas que pocas veces se ven en el país. Las chicas se lanzan a comprar.

"Ese día, la mayoría de los artículos de ropa y accesorios tienen el 50 y hasta el 80% de descuento, algo muy atractivo para nosotros. Ninguna de mis amigas se acostó antes de la medianoche del día siguiente", dice a LA NACION Chunyue Zhang, una joven china.

Los informes sobre ese día indican que hubo personas que pasaron las 24 horas comprando. Al finalizar la temporada vendieron 5800 millones de dólares, lo que superó ampliamente la cifra del año pasado de 3000 millones de dólares.

La fecha recuerda al "ciber lunes" estadounidense, una jornada similar, que el año pasado generó 1460 millones de dólares.

Se espera que, mañana, el "ciber lunes" de 2013 aumente sus ventas en un 13%, una cifra importante, pero mínima si se compara con el crecimiento de las ventas online de China, mayor al 50%.

Y las cifras no aumentan solo en los días de grandes descuentos, sino que es un patrón general en China. De los 564 millones de internautas que tiene el país, 242 millones asegura hacer compras online, según un reporte de Bain&Company.

El año pasado se gastaron 121.000 millones de dólares en transacciones online, 66% más que 2011, según Barclays Capital. Para 2015, esta cifra se triplicará, alcanzando los 420.000 millones, que serán un 20% más de lo generado en Estados Unidos ese año. China será el mercado online más grande del mundo y su crecimiento no parará. Para 2020, McKinsey pronostica que será más grande que los mercados de Estados Unidos, Inglaterra, Japón, Alemania y Francia juntos.

El 85% de las ventas de Internet se hacen entre consumidores y Taobao es el portal más importante del país con el 90% de las transacciones. Las ventas B2C, sin embargo, están comenzando a crecer y se cree que para 2015 ya representarán la mitad de las ventas totales en línea, gracias también a Tmall, el centro comercial virtual más grande del mundo.

Ambos portales, creados por el gigante de Internet Alibaba, fundado por Jack Ma, funcionan de forma similar a ebay o Amazon.

Su éxito, además de haber aplicado una efectiva campaña de marketing, radica en la creación de muchos de los servicios adicionales al mercado online , especialmente el de pagos mediante la creación de Alipay, un sistema similar a PayPal, sólo que, en lugar de crear transacciones directas, congela el dinero hasta que el cliente confirma que está satisfecho con la compra.

Taobao es la tercera página más visitada del país, y la decimotercera página más consultada del mundo según el portal de mediciones Alexa. Ofrece más de 800 millones de productos y cuenta con 500 millones de usuarios, que también pueden acceder a Tmall, el portal B2C que tiene más de 200.000 marcas y 50.000 negocios establecidos.

Pero Taobao y Tmall no son los únicos protagonistas de las ventas electrónicas. Otros de los actores principales del mercado son Jingdong, que con 51 millones de usuarios y con un 25% del mercado chino planea lanzarse el año próximo a conquistar el mundo, o Yihaodian el supermercado virtual con el que los chinos se ahorran las largas colas. También surgieron portales más especializados que cubren sectores precisos, como vino, muebles, productos para bebe y hasta viajes.

"El mercado electrónico chino está totalmente fragmentado y en pleno cambio. Contrariamente a Europa o Estados Unidos, que son mercados maduros en donde hay protagonistas ya reconocidos, en China todos los días aparecen nuevos portales, en miles de sectores diferentes", dijo Cyril Drouin, de la consultora BysoftChina.

China, además, es un ejemplo especial, pues está dominado por empresas totalmente chinas, en lugar de seguir gigantes como Amazon, afirma Drouin. En efecto, si bien Amazon tiene su versión china, no logró competir con sitios locales.

Boom del mercado interno

El crecimiento del mercado electrónico en Internet se explica sobre todo por la fiebre de consumo que se impulsó en China, una política que viene pautada desde los altos estamentos chinos, como la solución a la dependencia a las exportaciones. China busca aumentar el gasto nacional, el consumo interno, y volcarse a su gran mercado para mover su propia economía.

El mismo Jack Ma se apropió del discurso oficial para volcarlo a sus portales, retratando a Taobao como uno de los grandes contribuyentes al crecimiento nacional. "Hace 30 años no esperábamos que China fuera un gigante de la manufactura. No esperábamos que las computadoras fueran parte de la vida de todo el mundo. No esperábamos que China creciera tanto. No esperábamos que Taobao creciera tanto", dijo Ma en el décimo aniversario de Taobao, celebrado en mayo de este año.

Además de la enorme diversidad de la oferta, que es la primera motivación detrás de las compras online , según Acquity Group, se suman la conveniencia, la posibilidad de comparar precios de forma inmediata y más importante, el acceso a productos que de otra forma sería imposible adquirir en las pequeñas ciudades.

Muchos realizan todos sus pagos o compras online. "Es más rápido buscar cosas por Internet que en los centros comerciales. Además para cosas como el pago del agua o la electricidad, te ahorrás el fee extra que se paga en los supermercados o la fila de los bancos", dice Wang Hanjing, una joven que gasta alrededor de 2000 yuanes (300 dólares) al mes en Internet.

El gasto online de las ciudades de tercero y cuarto nivel en China crece el doble de velocidad que en las grandes ciudades, como Pekín o Shanghai, especialmente en portales B2C, pues compran en almacenes que físicamente no se encuentran cerca y que son conocidas especialmente por la publicidad online o mediante redes sociales, una de las herramientas más efectivas para la promoción comercial.

En efecto, en abril de este año Alibaba invirtió 586 millones de dólares para adquirir el 18% de Sina Weibo, el microblog más usado en el país. El 80% de los internautas chinos usan de manera cotidiana al menos una red social, mientras que en Europa apenas un 30%.

La razón detrás de la adquisición de Alibaba es aprovechar esa otra plataforma para impulsar sus grandes clientes y sus mismos portales, anticipando además la nueva explosión en China: el uso de Internet móvil, especialmente para buscar productos y comprar.

Sina Weibo es la quinta aplicación más usada en China, Taobao la sexta y Alipay, la séptima, haciendo de la unión un matrimonio más que rentable.

China presenta una nueva tendencia a nivel mundial: las compras on line se harán en Internet de forma inmediata y a cualquier hora. El 20% de las compras realizadas el pasado 11 de noviembre se realizaron desde un smartphone, especialmente desde las 4 hasta las 7 de la mañana y la cama es el lugar preferido de los compradores móviles.

"El mercado electrónico chino es el más dinámico del mundo. Su futuro está en los teléfonos, pues en ellos se concentran los creadores de redes sociales y mercados online. Eso permitirá que el comprador pueda estar todo el tiempo conectado", declara Drouin. El chino se perfila como el nuevo patrón de consumidor de la era del Internet móvil: un consumidor las 24 horas, que en cualquier lugar está listo para comprar.