Sólo el 3% de los clientes cambió de banco durante 2013 en la Argentina

Quienes optaron por cambiar de entidad lo hicieron por un nuevo trabajo y, en segundo lugar, inconformes con el servicio. El 78 por ciento de las personas sigue operando en las sucursales.

Lograr que los clientes continúen como tales es, para los bancos, uno de los mayores desafíos que enfrentan. Un estudio reveló que en la Argentina, durante 2013, sólo el 3 por ciento de los clientes cambió de entidad bancaria. Y, quienes lo hicieron, tuvieron como principal motivo el cambio de trabajo, seguido por la inconformidad con el servicio.

Entre las quejas más frecuentes se señaló, en primer lugar, los productos y precios, especialmente sobre sus comisiones, seguidos de la mala atención.

Sin embargo, no es el único dato que arrojó el informe sobre la realidad del servicio bancario. Entre ellos se destacó que, pese al avance del home banking, el 78 por ciento de los clientes sigue yendo al banco para abrir una nueva cuenta.

De esta forma, las posibilidades de operar por Internet o telefónicamente quedaron relegadas. De todas formas, las operaciones mobile dijeron presente: el 31 por ciento de los encuestados aseguró haber operado, en el último trimestre, a través de esa modalidad.

En ese sentido, según el estudio, los encuestados "realizaron en promedio 6 transacciones en sucursales en el último año: 4 fueron de rutina y 2 por ventas y servicios". De acuerdo con lo informado, el 71 por ciento fue al banco "por lo menos una vez a un banco a realizar transacciones de rutina".

Los datos provienen de un relevamiento mundial realizado por la consultora Bain & Co en 27 países –entre los que se encontró la Argentina- donde se entrevistó a 190 mil clientes.

Mientras tanto, si de elegir un banco se trata, los argentinos optan por "la calidad de la atención y la facilidad para operar" como principales motivos. En tercer lugar se encuentra la cercanía de los cajeros automáticos.