Alcanzará los US$ 26.000 millones, según Bain & Company: Demanda mundial de diamantes crecerá 5,1% anual hasta 2023

Alcanzará los US$ 26.000 millones, según Bain & Company:
Demanda mundial de diamantes crecerá 5,1% anual hasta 2023

La producción global de diamantes llegará a aproximadamente 153 millones de quilates en diez años.

La demanda mundial de diamantes crecerá a una tasa compuesta anual del 5,1% llegando a unos US$ 26 mil millones al año 2023, mientras que la oferta lo hará en un 2% en el mismo período, de acuerdo al último reporte elaborado por Bain & Company en asociación con el Centro Mundial de Diamantes de Amberes.

En los próximos cuatro años, señala el estudio, se prevé un mercado equilibrado, aunque con una creciente brecha entre la oferta y la demanda en el largo plazo. De esta forma, se espera que la oferta mundial de diamantes en bruto crezca a una tasa promedio del 4,8% hasta 2018, para luego disminuir el ritmo de incremento a un 1,9% anual desde 2019 a 2023. En ese último año, se espera que la producción mundial se estabilice en 153 millones de quilates.

Según el informe, las principales causas de la disminución de suministro a largo plazo son el agotamiento de las minas existentes, como también la falta de nuevos e importantes descubrimientos.

En cuanto a 2013, el informe señala que durante el primer semestre el mercado mostró signos de mejora y en los meses siguientes se han observado tendencias alentadoras en Estados Unidos, Japón, China y la India, lo que está en línea con las expectativas de largo plazo.

La industria está concentrada en pocas mineras. En 2012, cinco grandes jugadores -ALROSA, BHP Billiton, De Beers, Harry Winston Diamond y Rio Tinto- generaron el 78% de la producción mundial.

Por empresas, ALROSA lidera desde 2009 la industria en volumen, con una producción de 34,4 millones de quilates el año pasado; mientras que De Beers sigue siendo el líder en términos de valor, con US$ 5,5 mil millones en igual ejercicio.

El estudio agrega que las reservas totales de diamantes se han mantenido estables en los últimos tres años en aproximadamente 2,3 mil millones de quilates. Rusia y África tienen 70% de las reservas mundiales.