La mirada de...

¿Por qué cae el crudo?
La caída de los precios, que comenzó en 2014, se produjo por un desbalance entre oferta y demanda. El resurgimiento de la producción de Irak, Libia e Irán, y el aumento de la producción de EEUU y Canadá junto con un debilitamiento en el crecimiento de la demanda, producto de la desaceleración de China y otros países emergentes como Rusia, ha contribuido a un creciente superávit.

¿Cuál es el efecto?
Todo lo anterior lleva a un aumento de stocks de crudo. A esto se agrega el efecto de la negativa de la OPEP a ajustar los niveles de la producción. El sector de servicios petroleros es uno de los más afectados y sus ingresos han disminuido considerablemente. A nivel global, las principales compañías del sector han visto una caída de 25% en los ingresos a partir del segundo trimestre de 2014.

¿Qué deberían hacer estas empresas?
Los tres principales imperativos son: a corto plazo, reducir costos, pero garantizando que capacidades más importantes del negocio no se resientan. A mediano plazo, reducir costo de clientes, invirtiendo en alternativas que permitan a empresas reducir costos y aumentar productividad. En el largo plazo, optimizar el portafolio para soportar desaceleración y luego aprovechar recuperación.