We have limited Spanish content available. View Spanish content.

Press release

Permanecer en el asiento del conductor: cómo los tradicionales fabricantes de automóviles pueden gestionar el cambio a vehículos eléctricos y autónomos

Permanecer en el asiento del conductor: cómo los tradicionales fabricantes de automóviles pueden gestionar el cambio a vehículos eléctricos y autónomos

Con las compensaciones adecuadas y las asociaciones estratégicas, los fabricantes de automóviles tradicionales aún tienen la oportunidad de mantenerse al día en la carrera por la movilidad eléctrica y autónoma.

  • noviembre 24, 2020
  • min read

Press release

Permanecer en el asiento del conductor: cómo los tradicionales fabricantes de automóviles pueden gestionar el cambio a vehículos eléctricos y autónomos

El mundo automotriz avanza a toda velocidad: los vehículos eléctricos (EV) y autónomos (AV) están preparados para convertirse en una corriente cada vez más común, lo que representa un claro desafío para los actores establecidos de la industria. Al mismo tiempo, la pandemia está socavando el colchón financiero de los fabricantes de automóviles, lo que dificulta aún más la elección de dónde invertir y escalar.

Bain & Company espera que el mercado de vehículos eléctricos comience a escalar rápidamente alrededor de 2024, y que el mercado de vehículos autónomos alcance un punto de inflexión poco después para 2028. Los fabricantes de automóviles pueden aprovechar las oportunidades y gestionar las amenazas para el inminente futuro impulsado por vehículos eléctricos y compensaciones de inversión y forjar asociaciones críticas.

Estos son algunos de los hallazgos del nuevo informe de Bain & Company,Electric and Autonomous Vehicles: The Future Is Now”.

"El mundo automotriz avanza a toda velocidad, especialmente en lo que respecta a la innovación y la tecnología detrás de los vehículos eléctricos y autónomos", aseguró Klaus Stricker, codirector de la práctica automotriz global de Bain & Company y autor principal del informe. "Las decisiones que tomen los equipos de liderazgo en los próximos meses serán fundamentales para determinar su competitividad futura", agregó.

La economía cambiante de los vehículos eléctricos

La economía de la fabricación de automóviles eléctricos sigue siendo complicada: es cada vez más probable que los consumidores los compren, pero los productores aún pierden dinero vendiéndolos. En una encuesta de Bain & Company a consumidores de EE. UU., Alemania y China, casi el 50% dijo que está considerando comprar vehículos eléctricos híbridos enchufables (PHEV) o vehículos eléctricos de batería (BEV) como su próximo automóvil. Pero aún pasarán varios años hasta que los fabricantes de automóviles puedan, en promedio, lograr márgenes con vehículos eléctricos de batería comparables al margen del 5% de los vehículos de tren motriz convencionales.

Aun así, persiste el impulso global hacia los vehículos eléctricos, ayudado por incentivos y políticas gubernamentales. Para 2025, alrededor del 12% de todos los automóviles nuevos vendidos en todo el mundo serán completamente eléctricos. Para el 2040, esa cifra será de más del 50%. Las primeras empresas en lograr el objetivo final, un vehículo eléctrico asequible y sin subsidio, obtendrán una valiosa ventaja competitiva.

Un componente clave desde la perspectiva de los costos es la batería, que representa el 30% de los costos de fabricación. Sin embargo, Bain & Company pronostica que los costos de los paquetes de baterías bajarán de $124 por kilovatio-hora a $100 por kilovatio-hora para 2025. Las mejoras tecnológicas y la producción optimizada a escala permitirán este cambio radical.

Encontrar el camino correcto para los vehículos autónomos

Durante los próximos ocho años, surgirán dos usos principales para los vehículos autónomos: conducción independiente en carreteras para vehículos privados y flotas de robo-taxi para áreas urbanas. Bain & Company anticipa que este tipo de vehículos comenzarán a ganar impulso para 2028 a medida que la legislación se adapte y los consumidores puedan probar estas nuevas tecnologías y evaluar su seguridad.

Según la investigación de la compañía, los servicios de transporte de vehículos autónomos podrían ser una solución rentable para la movilidad urbana en 2030. Las ciudades innovadoras utilizarán flotas de taxis robotizados para complementar sus sistemas de transporte público existentes, utilizando vehículos automáticos para cubrir rutas menos frecuentadas, lo que ayudará a aliviar el tráfico en áreas congestionadas.

Para que el mercado alcance su punto de inflexión, los vehículos deberán exhibir un nivel de automatización 4 o conducción autónoma sin interacción humana bajo ciertas condiciones. Varios fabricantes tradicionales están ampliando sus sistemas avanzados de asistencia al conductor y planean lanzar funciones de Nivel 4 para 2025.

Los vehículos autónomos llegarán finalmente al mercado como vehículos privados, en el segmento de lujo y premium. Ofreciendo un viaje con la invaluable perspectiva de pasar más tiempo trabajando o durmiendo, estos vehículos podrían hacer que un precio alto valga la pena para muchos consumidores. Para 2030, en algunas regiones, Bain & Company espera que entre el 4% y el 9% de los automóviles nuevos vendidos estén equipados con automatización de Nivel 4, la mayoría de los cuales serán vehículos privados que ofrecen asistencia en las carreteras.

Los kits de conducción autónoma de alto nivel cuestan actualmente más de 70.000 dólares. Pero con el tiempo, la estandarización, la simplificación y la producción en masa reducirán significativamente los costos. El precio de un sistema autónomo podría disminuir en más del 85%, a alrededor de $ 10,000, para 2030.

Un plan de acción para los fabricantes de automóviles

Los fabricantes de automóviles se encuentran en una coyuntura crítica, agravada por la pandemia. Muchos equipos de liderazgo reconocen que tienen poco o ningún colchón financiero, y las decisiones que tomen en los próximos meses probablemente determinarán el futuro del negocio. También saben que pocas empresas, si es que hay alguna, tienen actualmente los recursos para invertir en la gran cantidad de oportunidades creadas por el avance de los vehículos eléctricos y los vehículos autónomos, lo que requiere decisiones difíciles.

Para mantenerse al día con el ritmo del mercado y evitar sanciones regulatorias, los fabricantes de automóviles pueden tomar algunas acciones inmediatas para las inversiones en vehículos eléctricos.

  • Reducir la complejidad y los costos para gestionar los precios de los vehículos eléctricos. Los fabricantes de automóviles líderes reducirán su línea de productos y cambiarán las inversiones hacia capacidades que diferencian la marca a los ojos de los consumidores.
  • Gana nuevos segmentos de clientes. Los fabricantes de automóviles pueden establecer conexiones directas con los consumidores mediante nuevos modelos comerciales innovadores, como los servicios de suscripción. Pueden utilizar otros programas, como el arrendamiento flexible, para compensar los precios más altos de los vehículos eléctricos y llegar a nuevas audiencias.
  • Forjar asociaciones. Las asociaciones sólidas pueden ayudar a los fabricantes a planificar las baterías de próxima generación y asegurar la experiencia en tecnología y fabricación de celdas. Los OEM líderes pueden prepararse simultáneamente para aprovechar las oportunidades y gestionar las amenazas en un futuro autónomo.
  • Definir un puesto en la nueva cadena de valor de la movilidad. Los fabricantes de automóviles líderes evaluarán las capacidades actuales y determinarán dónde pueden crear valor real, ya sean vehículos de carretera privados o servicios de transporte urbano.
  • Establecer puntos de contacto con el usuario final. Dado que las empresas de tecnología ya dominan los servicios de movilidad, los principales fabricantes establecerán asociaciones para obtener acceso, dar forma a la experiencia del cliente y llegar a los usuarios.
  • Acceso seguro a la tecnología AV de nivel 4. Dependiendo de sus usos, los OEM se involucrarán en asociaciones desde el principio para configurar la tecnología y minimizar los costos.

“El cambio a vehículos eléctricos y autónomos está ganando impulso día a día”, afirmó Mark Gottfredson, socio de Bain & Company y coautor del informe. "A medida que se acercan los puntos de inflexión, los fabricantes de automóviles deben tomar decisiones audaces si quieren poder competir con los actores tecnológicos y seguir siendo relevantes para los consumidores", agregó.

###

Acerca de Bain & Company

Bain & Company es una consultora global que ayuda a los creadores de cambios más ambiciosos del mundo a definir el futuro.

Con 63 oficinas en 38 países, trabajamos junto a nuestros clientes como un equipo con la ambición compartida de lograr resultados extraordinarios, superar a la competencia y redefinir industrias. Complementamos nuestra experiencia integrada y personalizada con un ecosistema vibrante de innovadores digitales para ofrecer mejores resultados, más rápidos y duraderos. Nuestro compromiso en los próximos 10 años es invertir más de $ 1 mil millones en servicios pro bono para llevar nuestro talento, experiencia y conocimiento a las organizaciones que enfrentan los desafíos urgentes de hoy en educación, equidad, justicia social, desarrollo económico y medio ambiente. Desde nuestra fundación en 1973, hemos medido nuestro éxito por el éxito de nuestros clientes y con orgullo mantenemos el más alto nivel de defensa del cliente en la industria.